El valor de la transparencia (VII)

Las palabras respeto, poder y libertad son las primeras que me vienen a la mente cuando me pongo en el lugar del usuario, sea este un comercio o un consumidor.

Vivimos en un mundo acelerado y mercantilista, donde el tiempo escasea y la demanda sobre nuestra atención es ejercida por innumerables actores. Que te insistan una y otra vez en que realices una compra es algo que nos pone a todos nerviosos y no nos faltan razones para sentirnos así, invadidos, robados. Sería poco honesto no reconocer que todos participamos, en mayor o menor medida, de ello, porque las reglas con las que nos ha tocado jugar, son para todos las mismas.

En Merkagune, esta mala praxis de invadir sin permiso el tiempo de los demás, queda reducida a su mínima expresión: una llamada y un email, en el caso de nuevos potenciales clientes (si nos dicen que no están interesados, no volvemos a insistir) y un boletín semanal a nuestros usuarios. De este afán nuestro por respetar la voluntad del usuario ya hablamos en profundidad en nuestros artículos Puente sobre aguas turbulentas y Una mirada diferente.

¿Qué espera el usuario de nosotros o, dicho de otra manera, qué problema o problemas resuelve Merkagune?

El primero y más evidente, cuando el usuario es un consumidor, es que le presentemos productos y servicios que sean de su interés y, a poder ser, de una manera sencilla y agradable y a un precio especial que compense el esfuerzo de búsqueda que le pedimos realice a través de nuestra web, app y boletín semanal. Si le presentamos exactamente las mismas ofertas y el mismo sistema de búsqueda y adquisición que otros proveedores de contenidos, no estaremos aportándole nada útil. Al contrario, le estaremos haciendo perder su tiempo y, por tanto, molestando.

Cuando se trata de satisfacer los intereses y necesidades de un comerciante, nuestra labor es, en principio, menos compleja, aunque no por ello más fácil. El vendedor lo que quiere es vender y lo que por tanto nos pide es que le mostremos sus productos y servicios a potenciales clientes que pudieran estar interesados en su adquisición. Cuantos más, mejor. Es decir, lo que el comerciante espera de nosotros es que seamos un buen escaparate online para su negocio.

Si hacemos bien nuestro trabajo, el consumidor nos entrega una pequeña cantidad de su tiempo y el comerciante una pequeña cantidad de su dinero. Si no lo hacemos bien, además de no cobrar, el usuario deja de prestarnos su atención y de recomendarnos a terceros. Este es el pacto.

Para cumplir con él, Merkagune ha desarrollado una aplicación para teléfonos móviles iPhone y Android que permite geolocalizar las ofertas especiales más cercanas al usuario en cualquier campo de su interés. Puede obtener información del negocio (imágenes, ofertas, ubicación, ruta para llegar a él) y presentar su Merko Bono con el correspondiente descuento sin necesidad de imprimirlo. También puede emitir su valoración para que otros la tengan como referencia.

Ya contamos con casi 600 establecimientos adheridos y 1.000 ofertas, un área -la variedad y cantidad de productos y servicios con descuento ofrecidos por diferentes comerciantes- en la que nos hemos convertido en muy poco tiempo en líderes del sector en Euskadi.

La explicación es sencilla: al no cobrar comisión, trasladamos todo el descuento al consumidor, lo que nos permite publicar ofertas que la competencia ni puede ni está interesada en difundir, al no existir para ellos suficiente margen de beneficio. A esto hay que añadir que nuestros anuncios rotan, pero no caducan, por lo que se van acumulando, construyendo, poco a poco, una red de comerciantes o directorio de empresas comprometidas con el proyecto, un concepto muy distinto al que se espera de un portal de nuestras características.

Además, nuestra web aporta al consumidor un mayor control sobre los resultados de sus búsquedas. El usuario de Merkagune tiene a su disposición una herramienta muy poderosa que le permite crear un portal hecho a su medida, de tal manera que, cada vez que nos visita, se encuentra con aquellos productos y servicios que cumplen las condiciones que nos hubiera indicado (precio, ubicación, sector, etc.), presentadas de la manera y en el orden por él elegidos. Próximamente, podrá también crear su propia lista de favoritos, algo que ya ofrece nuestra App.

Otra vía de contacto con nuestros usuarios es el email. Actualmente enviamos un único boletín semanal con 10 ofertas de diferentes sectores y territorios, buscando siempre un cierto equilibrio, por ejemplo, 3 de Álava, 3 de Gipuzkoa, 3 de Bizkaia y 1 de otra provincia, acompañadas de alguna noticia y sorteo.

La prueba de que este empeño por ofrecer al usuario un mayor poder y libertad de elección ha tenido una buena acogida, es que todas las métricas empleadas para evaluar nuestros resultados indican una evolución ascendente constante, algunas de ellas de manera considerable. Sin embargo, para nosotros no es suficiente. Lo podemos y debemos hacer muchísimo mejor.

Nuestro objetivo ha de ser que el esfuerzo en tiempo requerido por parte de nuestros usuarios para obtener el máximo beneficio, sea el mínimo necesario. Es decir, cada oferta presentada ha de ser totalmente relevante para quien la reciba. Mostrarle a un hombre de Bilbao una oferta para que vaya a una peluquería femenina de Donosti no tiene ningún sentido. Nos dirá, y con razón (y no porque sea de Bilbao) ¿Para qué coño me presentas algo que sabes que no me va a interesar? No me des la tabarra!!!

¿Te imaginas recibir un boletín, cuando tú lo solicites, con ofertas relacionadas exclusivamente con los sectores y municipios o provincias que tú nos hubieras indicado?  Y si eres un comerciante, ¿No sería mucho más rentable si fueras tú quien determina el perfil de la audiencia a la que quieres dirigirte (sexo, edad, intereses, ubicación) y, en función del número de destinatarios, nos abones la cantidad de dinero que corresponda?

Esta es nuestra visión de futuro y un objetivo a medio plazo que a mí, personalmente, me apasiona: incrementar y segmentar nuestra audiencia y poner a vuestra disposición la más avanzada tecnología, con el fin de mostraros un mayor respeto y daros más poder para que lo ejerzáis con libertad.

Arturo Tirador

sorteo-londres-02

Regístrate en Merkagune / Merkopolis con la clave de invitación MKP123 y participa en un sorteo de un viaje a Londres para 2 personas.

9 thoughts on “El valor de la transparencia (VII)

  1. Una idea genial, a veces borras correos de empresas porque ya se pasan de molestar, un correo a la semana es mas que suficiente como recordatorio y si ademas solo te llegan cosas que te interesan, que mejor que eso?

  2. Gracias Rafa.

    Como comento en el artículo, la segmentación radical y la herramienta en manos de los comerciantes para hacer llegar sus ofertas a una audiencia que coincida con el perfil de usuario interesado en sus productos y servicios es un proyecto a medio plazo. Antes hemos de incrementar sustancialmente la audiencia para que sea viable. Encontrar 10 ofertas repartidas por toda Euskadi cada semana es un trabajo laborioso y, de momento, nos sentimos satisfechos con poder producir un boletín semanal de calidad para todos nuestros usuarios.

    Mientras tanto, la web y la App ofrecen un cierto grado de segmentación, por sector, localización, precio y tipo de anuncio que espero os sirva para encontrar lo que buscáis.

    Un abrazo

    Arturo

  3. He estado leiendo todos los articulos, me parece muy interesante vuestro proyecto y los pasos que dais, que tal la busqueda de representantes? Parece interesante viendo como esta la cosa, yo no soy comercial

  4. Hola Mike,

    Lo sé, lo sé. Y lo siento. Me encantaría publicar más a menudo, pero en una Startup, por mucho que te empeñes en delegar en tus compañeros –y yo delego- el CEO sigue siendo una especie de hombre orquesta, con demasiadas funciones desempeñadas casi de manera simultánea y, para cuando llego a este blog, no me queda mucho tiempo.

    Estamos explorando nuevas líneas de trabajo y, cuando tengamos conclusiones fiables, compartiremos lo que nos ha funcionado y lo que no. Ya que publico poco, quiero al menos hacerlo desde la experiencia personal y el análisis riguroso.

    Gracias por tus amables palabras.

    Un abrazo

    Arturo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *